Cómo empezamos?

4-como-empezamos-foto
Para llevar a cabo la terapia online, sólo necesitas un equipo con conexión a internet con un programa de Skype instalado, el cual es gratuito. También una cuenta de correo electrónico.

Se realiza una primera sesión para valorar el caso y conocernos. Creo que si hay algo que tiene tanta importancia como las técnicas en el proceso curativo, es la relación terapéutica entre el especialista y el paciente. Se pacta una periodicidad para las sesiones (normalmente una vez a la semana al principio) y se acuerda la fecha para la siguiente sesión.


En la primera sesión, tras valorar el caso, se puede estimar la duración del tratamiento. Un problema no tiene que requerir, para su solución, de un largo proceso pudiendo ser solventado en unas pocas sesiones.

Una terapia más larga, es adecuada cuando el objetivo es alcanzar el asunto nuclear que está detrás de tu sufrimiento “a la carta”, y deseas tener un conocimiento más profundo de ti mismo para favorecer tu autoapoyo y una gestión más eficaz, valiosa, plena y funcional en el tiempo.